• Escuela Infantil Diventium

Yoga para vuestros peques

Actualizado: feb 3

Hola de nuevo familias , tras el post escrito anteriormente en el que hablábamos de la importancia del masaje y la realización del mismo, hoy os propongo otra actividad que está relacionada con el conocimiento de nuestro cuerpo y las posibilidades del mismo, para ello nos serviremos de la realización de una sesión de yoga.


A continuación os dejo algunas directrices sobre diferentes posiciones de yoga que se pueden hacer con los más pequeños, este tipo de ejercicio es beneficioso ya que, ayuda al niño a mejorar su actitud postural y su función tónica, a trabajar los ritmos corporales, en este caso la respiración, a situarse en el espacio a través de un esquema y una imagen corporal , puesto que, se va conociendo a sí mismo, y una mayor coordinación motriz y una organización espacial puesto que mejorará su control tónico-postural y su equilibrio.


Estas posturas podemos enseñarlas y realizaras directamente o inventar un cuento o una canción que las incluya. A continuación os dejo explicadas algunas posturas:


· Postura del Árbol: nos situamos de pie, dejamos el peso de nuestro cuerpo en la pierna derecha, a continuación y apoyamos el pie izquierdo en nuestra pierna y vamos subiendo poco a poco hasta llegar a la rodilla, después estriamos los brazos hacia arriba con las palmas de las manos abiertas. Nos mantenemos unos segundos y después cambiamos de lado.

· Postura de la montaña: nos ponemos de pie, separamos ambos pies a la altura de los hombros, y estiramos los brazos con la apunta de los dedos intentando tocar el techo.

· Postura del perro: nos colocamos en cuadrúpeda, y después, estiramos los brazos y las piernas e intentamos que la cabeza quede situada entre los brazos, y poco a poco vamos acercando nuestros pies hacia delante sin perder la postura de los brazos.

· Postura del avión : partiremos de una postura erguida con los pies juntos, a continuación dejaremos el pie derecho apoyado en el suelo, mientras poco a poco levantamos el pie izquierdo y lo echamos hacia atrás, situando así el tronco hacia delante y los brazos pegados al tronco, aguantaremos unos minutos y luego haremos lo mismo con el pie contrario.

· Postura de la pinza: nos sentamos en el suelo con las piernas estiradas e intentamos con nuestras manos tocar los pies, sin que las piernas se doblen. Una variante de esta postura es hacerla de pie.

· Postura de loto: comenzamos en la posición de sentados, con las plantas de los pies juntas e intentaremos que las rodillas toque el suelo mientras nuestro tronco continua erguido.

· Postura de la vela: empezamos esta postura tumbados en el suelo y después poco a poco iremos subiendo las piernas hasta que se queden estiradas, formando así con nuestro cuerpo una "I".

· Postura del niño relajado: nos situamos de rodillas, nos sentamos sobre nuestros pies y manteniendo esta posición echamos el tronco y los brazos hacia delante, quedándonos así tumbados con los brazos estirados y las palmas de las manos tocando el suelo.

Espero que estas propuestas os ayuden a relajaros a la vez que creáis esa relación de unión con vuestro pequeño, como veis son propuestas sencillas que carecen de material y que podéis llevar a cabo en cualquier lugar y a cualquier hora.

Muchas gracias por leernos.

Beatriz Ramos

Tutora de aula en Escuela Infantil Diventium

29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo