top of page
  • Foto del escritorEscuela Infantil Diventium

Los terrores nocturnos

Los terrores nocturnos son un trastorno del sueño que afecta a muchos niños/as pequeños. A menudo son confundidos con las pesadillas, pero en realidad son un fenómeno muy diferente. Los terrores nocturnos ocurren durante el sueño profundo, a menudo durante las primeras horas de la noche, y pueden durar varios minutos. Durante un terror nocturno, el niño/a puede gritar, llorar y parecer aterrorizado, pero no está despierto y no recuerda nada al día siguiente. En este artículo, exploraremos los terrores nocturnos en los niños, por qué ocurren y qué puedes hacer para ayudar a tu hijo si sufre de ellos.





¿Qué son los terrores nocturnos?


Los terrores nocturnos son un tipo de trastorno del sueño que se produce en la fase de sueño profundo. Aunque los niños/as pueden parecer completamente despiertos durante un terror nocturno, en realidad están en un estado de sueño profundo y no son conscientes de lo que está sucediendo. Los terrores nocturnos suelen ocurrir en la primera mitad de la noche, a menudo unas horas después de que el niño/a se haya quedado dormido. Los episodios pueden durar desde unos pocos minutos hasta más de una hora y pueden ser muy aterradores tanto para el niño/a como para los padres que los presencian.


¿Por qué ocurren los terrores nocturnos?


Aunque no se sabe exactamente por qué ocurren los terrores nocturnos, se cree que están relacionados con varios factores como por ejemplo: Privación del sueño y cansancio extremo, estrés, interrupciones del sueño, aceleramiento por un día intenso de actividades, viajes, entre otros.


Es importante, si estos episodios son constantes, registrar los patrones de sueño de tu hijo/a y cualquier episodio de terror nocturno que ocurra. Esto puede ayudar a identificar patrones y desencadenantes de los episodios y ayudarte a tomar medidas para reducir su frecuencia.


A continuación, te ofrecemos ejemplos prácticos para ayudar a los niños si están sufriendo estos episodios de terrores nocturnos:


  1. Crea una rutina relajante antes de acostarse, como leer un cuento o escuchar música suave.

  2. Asegúrate de que la habitación de tu hijo/a esté tranquila y oscura antes de acostarse.

  3. Evita darle alimentos o bebidas que contengan cafeína o azúcar antes de dormir.

  4. Mantén un diario de sueño para registrar los patrones de sueño de tu hijo/a si estos episodios empiezan a repetirse.

  5. Asegúrate de que tu hijo/a esté seguro: Durante un terror nocturno, tu hijo/a puede estar en un estado de agitación y puede intentar salir de la cama o incluso correr. Asegúrate de que la habitación esté segura y que no haya nada peligroso que pueda causarle daño.

  6. Mantén la calma: Durante un terror nocturno, puede ser difícil para los padres ver a su hijo/a en un estado de miedo y agitación. Pero es importante mantener la calma y no intentar despertarle, ya que esto puede hacer que se sienta más confundido y asustado.

  7. Acompañarle.: Si tu hijo/a tiene un terror nocturno, puedes sentarte junto a él y hablarle en un tono suave y tranquilizador. Esto puede ayudar a tranquilizarle y a hacer que se sienta seguro.

  8. No te preocupes por los recuerdos de tu hijo/a: Los terrores nocturnos son diferentes a las pesadillas, ya que, no recordará el episodio por la mañana. No intentes hablar con tu hijo/a sobre el terror nocturno al día siguiente, ya que es posible que no recuerde nada.

  9. Habla con un médico si los episodios son frecuentes: Si los terrores nocturnos están afectando su calidad de vida, habla con un médico. Es posible que se recomiende una evaluación para descartar cualquier problema médico subyacente.

  10. Busca apoyo: Los terrores nocturnos pueden ser estresantes tanto para el niño/a como para los padres. Busca apoyo de amigos, familiares o grupos de apoyo para ayudarte a lidiar con la situación.

Por último, es recomendable mantener la calma, los terrores nocturnos son más comunes de lo que pensamos y ocurren en la primeras etapas del niño/a; si estamos bien informados de lo que se trata y nos enfocamos en ayudar al niño/a con nuestro acompañamiento desde la calma y tomando en cuenta todas las recomendaciones, serán episodios que irán disminuyendo hasta desaparecer, lo importante es que nuestro hijo siempre se sienta seguro y rodeado de amor.


Escuela Infantil Diventium



27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page