• Escuela Infantil Diventium

¿Peleas entre hermanos?

Actualizado: feb 3


Por norma general y durante toda la vida, los hermanos son confidentes, compañeros de aventuras y apoyos incondicionales. Pero eso no quita que, en determinadas etapas, también haya rivalidad tensiones, peleas y conflictos que además perturben negativamente el ambiente familiar.


¿Por qué se pelean los hermanos?

La convivencia es complicada y casi es inevitable que surjan roces, desacuerdos y “luchas” entre hermanos en algunos momentos, como pueden ser llamadas de atención ,por posesión de objetos o espacios ,porque están aburridos, porque sienten celos, porque les ha ocurrido algo que no les ha gustado y se enfadan por no saber gestionar sus emociones ni resolver sus conflictos,… Os aconsejo que intentéis dar un giro a estas situaciones y procurar ver estos conflictos como una oportunidad para que vuestros hijos aprendan ciertas habilidades sociales que son necesarias en la vida (siempre que se mantengan dentro de unos niveles moderados). Os damos una serie de consejos que esperamos que os sirvan de ayuda:

-Intentad enseñarles habilidades para la vida que necesitarán ahora, pero también en el futuro. Como negociación, asertividad, resolución de problemas, empatía... En este caso las peleas se seguirán dando, pero cada vez en menor medida, y lo mejor de todo es que vuestros hijos cada vez serán más autónomos en su resolución. -Vuestros hijos buscan pertenencia, utilidad, importancia, ser tenido en cuenta, atención, amor incondicional... por eso tendréis que esforzaros en lograr que le llegue a vuestros hijos el mensaje de seguridad, de que es especial, de que le amamos y de que es importante para nosotros y para toda la familia, entonces gran parte de las peleas y rivalidades desaparecerán ya que irán conociendo poco a poco lo que es la empatía, la cooperación y el respeto e irán teniendo más capacidad de auto control.

-Empezad reconociendo el enfado de los niños entre ellos. Es importante que noten que sus emociones y sentimientos son respetados por vosotros. Así quizás comiencen a expresaros lo que sienten y empiecen a gestionarlo adecuadamente. Esta actitud, probablemente les ayude a calmarse.

-Escuchad la opinión de vuestros hijos con respeto. Esto les demuestra que son importantes, que les tenemos en cuenta y que pueden expresar libremente sus preocupaciones y sentimientos.


-Ayudadles a centrarse en buscar una solución (porque suelen quedarse bloqueados en quién empezó la pelea antes) e intentad buscar entre todos una solución aceptable para las dos partes. Podéis darles alguna sugerencia para orientarles.

-No les castiguéis quitándoles el objeto de disputa. Es mejor dialogar y hacerles ver que el juego es más divertido si lo hacen amigablemente.

-No les grites. Así solo conseguiréis aumentar la pelea.

-Nunca les comparéis ni os pongáis de parte de uno de los dos, porque las comparaciones no solo aumentan la rivalidad entre ellos, sino que además son etiquetas que les colocamos y que son tremendamente dañinas para vuestros hijos ya que les humilla y les baja la autoestima.

-Dadles tiempo especial a cada uno. Cada niño debe sentir que es único y especial. De este modo no tendrán la necesidad de llamar la atención.


-Demostradle vuestro amor a diario tanto verbalmente como con caricias, besos, abrazos, … y nunca condicionéis vuestro amor a su comportamiento o sus logros con chantajes emocionales (si te portas bien, mama te querrá mucho más…)


-Dadles autonomía y asignarles tareas de colaboración con la familia o que las haga de forma voluntaria. Así sentirán que pertenecen y son útiles e importantes.


-Atended la necesidad de cada uno de forma individualizada. No todos los niños necesitan lo mismo ni piden lo mismo.

Si veis que el conflicto continúa…. Podéis proponerles otro tipo de actividad que consideréis que no pueda generar discusiones y que les puedan relajar. Es importante que habléis más tarde sobre lo ocurrido, una vez que estén más tranquilos. No lo dejéis pasar, porque si lo hacéis, lo normalizarán y las peleas se repetirán por los mismos motivos sin haber buscado una solución.


Almudena Zumel

Tutora de aula en Escuela Infantil Diventium

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo